lunes, 18 de enero de 2010

Inflar el currículo no merece la pena


Normalmente el currículo es la primera información que una empresa recibe sobre un candidato en el proceso de selección de un puesto de trabajo. Por eso algunas personas inflan su currículo para impresionar a la empresa desde el principio. Existen varios apartados que pueden ser amañados para intentar dar una buena impresión como son la edad, el nivel de idiomas, la educación, la experiencia laboral y las habilidades sociales.Inflar el currículo es una mala idea. Los responsables de la selección pueden detectar el engaño durante la entrevista personal cuando el entrevistado no pueda dar algunos datos concretos o titubee demasiado. Es obvio que el candidato perderá muchos puntos en el proceso de selección si el entrevistador descubre una exageración o una mentira en su currículo.Además, muchas empresas buscan las referencias para recopilar más información sobre el candidato y para contrastar las informaciones que se dan durante la entrevista y en el currículo. Para puestos que requieren unas habilidades específicas muchas organizaciones realizan pruebas de nivel que evalúan los conocimientos que posee el candidato. De esta forma la persona ha exagerado en alguna sección de su currículo fácilmente será descubierto.Es importante recordar que el objetivo del currículo es explicar tu experiencia laboral, formación, habilidades, etc. Puedes lograr esto eligiendo el lenguaje preciso y el vocabulario más idóneo. No necesitas acudir al engaño. Di la verdad en tu currículo y en una entrevista. ¡Si no te contrata esa empresa, es que no era el trabajo para ti!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada